Preparándonos para el parto, clases, lecturas...

De todas las preguntas que se hace servidora hay una que ya empieza a rondarme desde hace días con más asiduidad: ¿cómo será mi parto? Es curioso que después de millones de años de humanidad y de ver cómo cada día mujeres que conocemos se enfrentan a él y sin embargo le sigamos teniendo miedo.

Es más que probable que muchas mujeres hayan olvidado cómo fue su primer día en la universidad o cómo conocieron exactamente al que hoy es su marido, hasta pueden olvidarse de algunas cosas del embarazo porque sus hijos ya son muy mayores...pero el parto...el parto todas lo recuerdan ¡con pelos y señales! Haced la prueba y preguntad a vuestras madres, amigas, primas que os relaten sus partos y comprobaréis que se lo saben al dedillo y que no han olvidado ni un detalle.

Afortunadamente para nosotras existe "santa epidural" y las condiciones en las que hoy en día nos enfrentamos al parto son distintas a las de hace cincuenta años. Existen además, las ya famosas y consagradas clases de preparación al parto que resultan, según los expertos, muy beneficiosas para la madre, especialmente si es primeriza.

Estas clases ayudan a que aprendas a respirar, a manejar tu dolor, te preparan para un parto vaginal o también por cesárea. Pero no se quedan sólo en eso, también te dan unas nociones muy útiles del cuidado del bebé, por ejemplo para la lactancia y también cuidados para los primeros baños cuando el ombligo todavía no está curado.

Yo todavía no he empezado pero en breve lo haré y os lo iré contando. Pero tengo ya millones de dudas. Quiero saber cuáles son los protocolos a seguir durante el parto, me preocupan las normas del hospital en cuanto a qué se hace con los bebés cuando nacen. Por la experiencia de los expertos que defienden la lactancia materna me guiaré por sus consejos y requeriré que a mi hija sólo la separen de mi lado para las pruebas necesarias. No quiero nido. Ya sé que muchas que me estéis leyendo podréis pensar: ya, cuando te veas tan cansada ya lo pedirás. Pero no, ya descansaré. Quiero que la lactancia materna se inicie desde el principio sin interrupciones externas y la mejor manera es tener a tu bebé sobre ti, pegadito a tu pecho, con tu calor y que sienta el latido de tu corazón, el sonido, por otra parte que mejor conoce y que, por tanto, más le tranquiliza. Al fin y al cabo los bebés también están pasando un momento importantísimo de sus vidas y muchísimo más traumático que para nosotras porque ellos no saben de qué va el asunto. Todas las atenciones van hacia la mamá pero el bebé también está pasando por un trauma (¡y qué trauma!)complicado. Para empezar, el pobre no sabe dónde está, no conoce a nadie, tiene frío, hambre, está incómodo, ha pasado de estar en el medio más seguro a estar en uno hostil donde se le acercan un montón de personas desconocidas que no ha visto en su vida...algunas de esas personas le meten cosas raras por la nariz, le pinchan, lo menean y lo investigan y encima no tiene recursos para defenderse!!! Él no puede llamar a su mejor amigo para desahogarse, ni bajar al bar del hospital a tomarse una caña ni salir a que le dé el aire. No me extraña que lloren, que se desgañiten, deben de estar pensando ¿pero esto qué es? angelitos míos, están agobiados y aterrados. Así que ¿dónde mejor que en el pecho de mamá para refugiarse? Al fin y al cabo mami sí les suena por la voz y que te planten en medio de la "selva" y estés muerto de miedo y de repente venga mami y te coja debe de gustar un montón. Y ya si mami le canta y le da la teta para que coma y se calme...miel sobre hojuelas (por cierto que esa primera leche es el calostro y es fuente millonaria en vitaminas). Nada de nidos, no quiero ni oír hablar de ellos.

Nada me gustaría más que me relatáseis vuestras experiencias a la hora de tener a vuestros hijos. ¿Cuántas horas? ¿parto o cesárea? ¿te dolió? Vamos dime la verdad...espero ansiosa vuestros comentarios.

PD. Mientras os escribo esto Carmen no deja de darme patadas...

| | Comentarios (15) | TrackBacks (0)
  • Compartir:
  • Añadir a del.icio.us
  • Compartir en twitter
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati


¿Qué es esto?

0 TrackBacks

Abajo están listados los blogs que hacen referencia a esta entrada: Preparándonos para el parto, clases, lecturas....

URL de TrackBack de esta entrada: http://blogs.hola.com/blogs/mt-tb.cgi/5983

15 comentarios

Yo te sugiero que te informes sobre el parto natural o mejor dicho, el parto respetado. En muchos hospitales tienen en sus protocolos intervenciones, tanto a la madre como al hijo, que no son necesarias en la mayoría de ocasiones (de hecho son desaconsejadas por la OMS), y que dificultan cosas como el establecimiento de la lactancia materna, del vínculo afectivo, que hacen más complicada la recuperación posterior de la mamá...
Yo tuve a mi primer hijo con un parto lo que se considera "normal", medicalizado, y a mi segundo en un parto mucho más respetado. Ahora espero al tercero y deseo ir un paso más allá y conseguir prescindir de la "bendita" peridural.
Ambos partos han sido largos para mí, por lo visto me cuesta dilatar, pero la segunda vez dejaron hacerlo a mi cuerpo, no me pusieron oxitocina sintética, y fue todo mucho más bonito, y las contracciones mucho más soportables.
En cualquier caso, lo mejor de todo es cuando te ponen al bebé encima, en mi primer parto fue sólo un momento, en el segundo lo dejaron allí, para que pudiera iniciar el idilio madre-hijo, y mi peque empezó a mamar allí mismo. ¡Fue precioso!

Rosa, qué bonito lo que escribes. Yo no sé si prescindiré de la epidural porque no tengo ni idea de cuáles son los dolores del parto y por lo tanto si podré aguantarlos (imagino que sí, lógiacmente es un decir) Entiendo perfectamente lo que relatas y creo que debería ser respetado siempre el criterio de la madre (obviamente si no perjudica la salud de su bebé) y que hacer las cosas de manera más natural siempre suele dar mejores resultados. por cierto, valiente eres ya con el tercero, me alegra que haya mujeres así

Gema, tienes razón, pasen los años que pasen, el parto siempre se recuerda, pero no recuerdas el dolor, si no seria insoportable.
Soy madre de 2 hijos de 22 y 19 años, y si te sirve mi experiencia, con la primera no quise separme de ella ni un minuto y no queria que se la llevaran el nido. Cuando nació el segundo, esperaba con ansia a la enfermera para que se lo llevase, porque en esos momentos lo que necesitamos es descansar y no sirve de nada que estés hecha polvo porque cuanto más descanses en el hospital mejor llegarás a casa y más fuerzas tendrás.

Mi hija tiene 20 meses y aunque recuerdo su parto a la perfección, la sensación que tengo cuando pienso en ello es de felicidad. La naturaleza es muy sabia y mi cabeza ha dejado a un lado la parte dolorosa y prefiere recordar la más bonita.
La verdad es que fue un parto muy largo, estuve día y medio con contracciones muy frecuentes, pero yo lo elegí así, porque no quería rendirme a la primera de cambio y decidí que aguantaría todo lo que pudiese. Cuando ya llevaba dos días y una noche sin pegar ojo, accedí a que me pusiesen un poquito de oxitocina, que sirvió para acelerar el proceso.
También me pusieron la epidural, pero en mi caso, no sé por qué, sólo me hizo efecto un par de horas, y luego volvieron los dolores, aunque ya cerca del expulsivo.
Cuando nació mi peque, me la pusieron sobre el pecho y sólo se la llevaron un momentito, allí al lado, para limpiarla, pero salimos las dos juntas de la sala de partos y no me separé de ella ni un solo momento durante todo el tiempo que estuve en el hospital. Yo también soy anti-nidos, en realidad, anti-todo lo que me pudiese privar de disfrutar, aunque fuese un segundo, de esa experiencia tan maravillosa.
Y no, no pedí a gritos el nido para poder dormir... Creo que va siendo hora de sacarnos de la cabeza la idea de que todos los bebés son monstruitos que lloran sin parar y no te dejan pegar ojo. La gran mayoría, DUERMEN, aunque, por supuesto, no mucho rato seguido, por lo que el truco es adaptarse a su horario...
¡Mucha suerte!

Hola,
Mi parto a pesar de largo fue de fabula. Soy mamá de Emma desde hace 3 meses (5 junio los cumple)y la verdad cuando me llevaron a la habitación dije NUNCA MÁS cuando descansé y se me olvidó todo pensé OTRO OTRO!!
YO lo hice todo al revés.. rompí aguas un jueves por la tarda sobre las 8, mi marido llamo la hospital para saber si teniamos q acudir de inmediato etc..a las dos horas y como nos indicaron nos fuimos para le hospital sin ningún dolor y así pasaron las horas en la habitación del hospital hasta q por riesgo de infección las comadronas decidieron ponerme oxitocina.. y no veas si empezó el parto.. ahora no recuerdo ni un ápice del dolor de las contracciones pero si se q dolieron pero bueno un pinchazito de epidural y en 30 segundos pasé de resoplar y respirar a reirme con la anestesista BENDITA EPIDURAL.
Por fin en una hora dilaté todo lo habido y posible y lo q tenia q ser 30 minutos de empujones se convirtió en 3 horas y media de empujones pq mi hija no tenia muy claro si salir o no pq cuando se decidía bajaba cuando mami dejaba de empujar se lo pensaba y tiraba para arriba otra vez. Me fue de dos empujones q no naciera por césarea pero por fin se decidió y a las 15.28 del día siguiente olí por primera vez ese olor a bebé que tanto me encanto de ella. Lloró dos segundos en cuanto mami la acunó me miró, sonrió y se quedo dormida en mi pecho.
19 horas de parto que recuerdo como si fuera ayer pero q repetiría una y otra vez solo por volver a sentir la sensación de notar como sale mi hija y noto su calor!
Animo!!

Gracias por lo de valiente...
Los niños dan mucho trabajo, es cierto, te llevan al límite de tu paciencia en ocasiones, también... pero ellos son lo mejor que me ha dado la vida. Ayer por la noche le pregunté al mayor (4 años) si quería poner su mano en mi barriga y notar cómo se movía el bebé... sólo su carita de emoción me hizo olvidar que dos minutos antes estábamos "discutiendo" porque no quería acostarse.
Por cierto, sobre lo que comenta "Anonynous", yo puedo decirte que descansé mucho más y mejor la primera noche con mi segundo hijo, durmiendo con él en la cama del hospital, que la primera noche de mi hijo mayor, con él en el nido.... También es cierto que, propablemente, cuando nacieron sus hijos las rutinas hospitalarias debían ser más duras que hoy en día, con lo cual probablemente es natural que la madre se sintiera así.

Hola,

Mis 2 partos fueron muy buenos, con mi hijo mayor llegué al hospital con 9 cm. de dilatación y sin un dolor, con el segundo mejor, aunque me pasé desde la semana 24 a la 35 ingresada de reposo absoluto porque estaba dilatada de 4 cm. y mi hijo ya estaba colocado, el día del parto fue mejor que el anterior, me hicieron un registro y me dijo la ginecóloga que estaba "completa" o sea dilatada del todo, me llevaron rápidamente al paritorio y entre a las 10:05 y a las 10:20 mi hijo ya había nacido y al igual que el anterior sin ningún dolor.

Con mis dos hijos estuve todo el tiempo sólo se los llevaron para ponerle la primera vacuna, pero luego en cuanto salí del paritorio enseguida me los pusieron al pecho a los dos.

Aunque es un poco sacrificada para nosotras, la lactancia materna es lo mejor, mi hijo el mayor estuvo hasta los 6 meses y el pequeño hasta los 8 meses.

Un saludo,

Ana

¡Hola Gemma! Estoy totalmente de acuerdo contigo en lo de no querer separarte de tu bebé y es verdad que ayuda mucho a un inicio de la lactancia exitoso.

Al igual que Rosa me gustaría recomendarte que leyeras acerca de los partos no medicalizados, puedes empezar por "La revolución del nacimiento" de Isabel Fernández del Castillo, seguro que lo encuentras interesante.

Yo tuve dos partos respetados, el primero con mínima intervención (la necesaria), episiotomía por ser un parto instrumental, el segundo totalmente natural, en ninguno quise que me pusieran la epidural. Dí a luz en un hospital IHAN y te aseguro que la experiencia es increíble, te sientes tremendamente poderosa, mamífera, el dolor no tiene por qué implicar sufrimiento (que se lo pregunten a los que corren maratones), es algo inolvidable, de verdad. No me considero ninguna heroína, sólo soy una mujer.

Besinos

Hola Gema,

Te sigo desde hace unas semanas desde Corea. Cada dos o tres días miro tu blog para ver si has publicado algo nuevo o no. Cuando pasan varios días sin nada me empiezo a poner nerviosa, no me preguntes por qué. Será que me gusta mucho lo que cuentas y cómo lo cuentas.

Yo estoy embarazada de casi tres meses y... ¡jo, qué felicidad! Tengo bastantes náuseas y vómitos pero lo bueno es que al final tienen premio :)

Ahora que he cumplido la parte un poco más arriesgada miro un poco más hacia adelante. Y, madre mía, me empiezan a entrar los miedos. Antes de quedarme embarazada prefería niña; ahora, de verdad, me da igual. Antes de quedarme embarzada pensaba: Yo no voy a querer epidural, quiero sentirlo todo. Millones de mujeres han parido a lo largo de la histora sin ella y han sobrevivido. Sé que habrá quien diga que antes millones de personas soportaban el dolor al sacarles una muela sin anestesia y ahora ese dolor se puede evitar. Sí, pero es que ahí no había premio. Sin embargo, ahora que espero un hijo, no veo tan claras mis anteriores convicciones.

Por eso hoy me he decidido a escribir. ¿Bendita epidural o no? Y si decido no ponérmela y luego me muero de dolor? Dicen que los partos se parecen a los que tuvieron nuestras madres. La mía dice que casi no lo notó, que no le dolió nada. Eso me tranquiliza pero...

No sé, me gustaría mucho que me dieséis vuestra opinión. Gema, ¿tú ya te has decidido al respecto?

Bueno, volveré a escribir. Gracias por tu blog, me gusta mucho.

Un saludo,

C

Yo creo que hasta que llegue el momento es imposible predecir por muchos motivos. El parto porque no sabes qué te puede pasar y más siendo primeriza. Puede que el bebé no pueda salir bien, muchas cosas...depende de la persona. En mi opinión, no sé es mejor madre ni peor por tenerlo de una manera o de otra. Tengo familiares que sólo han podido tener cesáreas y se han puesto epidural y no significa nada.
Lo mismo con la lactancia. tengo familiares que no han tenido leche y los niños se han criado a las mil maravillas. ¿Qué es mejor leche materna? Seguro, pero prefiero no obsesionarme ni con la lactancia ni con el parto. Yo sé como prefiero las cosas, pero como tengan que ser serán.
También depende todo del tipo de vida que lleve cada una. Dependiendo de eso, una puede obtar por un tipo de lactancia o de otro por ejemplo. También hay niños que no toleran la leche materna.
Lo que os quiero decir que una cosa es saber las preferencias que tiene cada uno y otra cerrarse en banda a las cosas. Yo me informaré de todos tipo de partos(con epidural,sin, cesarea...) y de todas las formas de lactancia...y lo que tenga que ser será...Tendré mis preferencias eso está claro pero no pienso obsesionarme porque es lo peor. Lo único que se consigue es que si por alguna causa no es como queremos, acabemos echas polvo o sintiendonos mal; cuando lo que tenemos que hacer es tener a nuestros hijos vivos y sanos que es lo más importante.
Es simplemente mi opinión.

¡Hola otra vez! Quiero contestar al último comentario, si me lo permites Gemma.

jjjjj, estoy de acuerdo contigo en que las cosas no siempre salen como deseamos y hay que dejar la puerta abierta a más opciones, no todo es blanco o negro. Nadie es mejor madre por parir sin epidural pero tampoco es verdad que haya mujeres que no dilaten o que siempre tengan que tener a sus hijos por cesárea, las causas verdaderas para hacer una cesárea son muy pocas, desde luego no justifican el altísimo porcentaje que presentan muchos hospitales en nuestro país. Lo que sí hace que aumente el número de cesáres innecesarias y de partos instrumentales es el exceso de intervencionismo médico. Esto no lo digo yo, que conste, hay muchos estudios sobre el tema. Si quieres puedes informarte en la wed de El Parto es Nuestro o en el libro que recomiendo en mi anterior comentario.
Tampoco es cierto que haya mujeres que no tienen leche (bueno, sí que las hay pero en un número tan pequeño que resulta anecdótico) porque si esto fuese así la especie humano se habría extinguido hace muchos años. Si se da el pecho, y sólo pecho, a demanda desde el nacimiento todas las madres tienen leche y buena leche porque tampoco es cierto que haya bebés que no toleren la leche materna pero sí la de fórmula. Para ampliar información sobre el tema puedes leer "Un regalo para toda la vida" del pediatra Carlos Gonález. Lo del estilo de vida de la madre y sus preferencias personales ya es otra historia, desde luego cada una es libre de decidir lo que prefiere.

perdón, ¿he leído bien? algunos niños tienen alergia a la leche materna ¿?¿?¿?¿?¿? no me creo para nada eso. Es imposible

Hola, respondo a dos comentarios que me han llamado especialmente la atención. Sobre la lectora que me "recrimina" que haya criticado la epidural, decirle que todo lo contrario, es más, la he llamado "santa epidural" No sé qué ha podido pasar para que piense que yo estoy en contra de usarla. Vuelve a leer el blog, por favor, y verás que no es así.
Y en cuanto a la sugerencia de la lectora de leer el libro de Carlos gonzález, decirte que con todo mi orgullo yo fui la editora de ese libro, así que fíjate si lo he leído!!!! Y desde luego soy una firme defensora de todas y cada una de sus teorías. No obstante, te lo agradezco muchísimo

Lo siento pero no puedo estar de acuerdo con jjjjj en alguna de las cosas que dice....
Estoy de acuerdo en que una no puede predecir cómo irá todo, pero sí que puede mostrar preferencias e intentar luchar por conseguirlo. En el parto, evidentemente a veces es necesaria la intervención médica, a veces la cesárea es inevitable y salva la vida... bienvenidas sean esas intervenciones cuando hacen falta...
Pero... ya no estoy tan de acuerdo en el tema de la lactancia. La leche materna es la mejor, y la mayoría de veces que la mamá cree no tener leche lo que ha tenido es, o falta de apoyo, o falta de información, o malos consejos médicos, o incluso a veces falta de ganas (es cierto que los primeros días suelen ser duros, pero luego todo mejora).
Y no, no hay bebés que no toleren la leche materna, la leche materna está especialmente diseñada para cada bebé en cada momento... ¡incluso en el caso de prematuros! ¡A ver qué producto iguala eso!

Gemma, ya sé que fuiste la editora del libro de Carlos González, sigo con interés tu blog, jeje. La recomendación era para jjjjj porque me pareció que podría interesarle para romper falsos mitos sobre la lactancia.

Escribir un comentario


Introduzca los caracteres que ve en la imagen de arriba.

Publicidad

Publicidad