¿Qué ha cambiado en mi cuerpo?

Estoy de diez semanas y ni rastro de las náuseas. Sé que estoy embarazada porque así lo dice la ecografía. Bueno, vale y porque no tengo la regla y porque me ha crecido el pecho una talla y porque voy cada media hora a visitar al señor Roca...pero las náuseas y los vómitos están lejos de mí, no existen....pero me dicen mis amigas las sabias que no cante victoria rápidamente, que pueden aparecer todavía...(cruzo los dedos, odio vomitar)


Mi vientre está más abultado. Si yo no digo que estoy embarazada desde luego que no se me nota pero mi barriga no es plana. Es verdad que nunca lo ha sido porque no soy precisamente una sílfide pero la barrigota que tengo ahora no la he tenido jamás. Me dice mi gine que son los gases y los líquidos varios, además de que el útero se está haciendo grande. Porque sí queridas, una mujer embarazada es puro gas. Y que se me entienda, no quiero decir con esto que vayamos por ahí como un globo a  punto de estallar pero es cierto que nuestras digestiones son más lentas y pesadas y que, por lo tanto, el abdomen presenta una hinchazón antes inexistente.


Es la hora de hacerse la prueba cruel: meterte en los vaqueros que te aprietan y te hacen tipazo...pues sí, entro, pero claro, he de pasar todo el día fuera y sentarme y comer....Rechazo la idea de los vaqueros, los miro con nostalgia y les digo: hasta pronto. Los cuelgo y me prometo que después del parto haré lo imposible por volver a caber en ellos.
Es momento de aceptar que el cuerpo inevitablemente irá cambiando. Pero ojo, una cosa es engordar y otra bien distinta ponerse como un trullo. Comer para dos no es necesario. Lo que se hace necesario es comer sano y bien.

Una sensación que he notado estos días ha sido unos calambres justo debajo del vientre, a la altura del pubis. He llamado a Lola, mi gine, y me ha dicho que son contracciones del útero....¿¿¿¿¿Quéeeeeeeeeeeee???? ¿¿¿Cómooooooooo???? Pensaba que las contraciones eran en el parto!!!!!! le digo asustada. Inevitablemente se ríe de mi inexperiencia. Lo que sucede en realidad es que el útero se contrae para crecery en esos movimientos puede haber calambres....ufffffffffff me quedo ya tranquila.

Por cierto, un consejo para las temidas estrías: desde el minuto uno que sepas que estás embarazada, llénate el cuerpo de crema hidratante. Aunque manches la ropa. Muuuuuuuuucha crema. Ya sabes que las estrías vienen cuando se rompen los tejidos de la piel al estirarse ésta y faltarle elasticidad. Si tu piel está muy hidratada será más elástica y cuanto más elástica sea, menos probabilidades de rotura. Así que ya sabes: después de la ducha, otra ducha pero de crema. Y por la noche en la cama, también especialmente en barriga y pecho.

En el mercado hay infinidad de cremas. Incluso existen las específicas para las estrías. Pero tienen un pero; son un poco caras. Si tu presupuesto no es el de Paris Hilton (como es mi caso) te recomiendo la Nivea de toda la vida, la de lata azul, es muy hidratante, quizás la que más, de hecho cuesta trabajo extenderla pero tómatelo como un mimo que te haces cada mañana. Entre los cuidados y el embarazo que hace que tu piel esté más bonita que nunca, creerás haber rejuvenecido de repente diez años!!!. Ah, y para las fans de productos Mercadona (Deliplus) el aceite de almendras es buenísimo pero OJOOOOOOO, MANCHA MUCHÍSIMO, así que si te lo pones o no te vistes en un rato o te pones una camistea vieja. lo mejor es dártelo por la noche. Espero que las marcas de cosméticos no me maten por esto pero en épocas de crisis...

| | Comentarios (0) | TrackBacks (0)
  • Compartir:
  • Añadir a del.icio.us
  • Compartir en twitter
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati


¿Qué es esto?

0 TrackBacks

Abajo están listados los blogs que hacen referencia a esta entrada: ¿Qué ha cambiado en mi cuerpo?.

URL de TrackBack de esta entrada: http://blogs.hola.com/blogs/mt-tb.cgi/5443

Escribir un comentario


Introduzca los caracteres que ve en la imagen de arriba.

Publicidad

Publicidad